El autónomo económicamente dependiente: características y derechos

Home/Laboral/El autónomo económicamente dependiente: características y derechos

El autónomo económicamente dependiente: características y derechos

La demanda de flexibilidad en el mercado laboral ha favorecido la aparición de un tipo de profesional a medio camino entre el autónomo clásico y el trabajador por cuente ajena: el autónomo económicamente dependiente. Te indicamos cuáles son las características de este tipo de profesional y sus derechos. Esta es la mejor manera de que conozcas todas las opciones que ofrece el mercado laboral.

¿Qué entendemos por autónomo económicamente dependiente?

El autónomo económicamente dependiente (TRADE) es un profesional que percibe sus ingresos de un único cliente. De hecho, la condición sine qua non es que el cliente le proporcione, como mínimo, un 75 % del total. Si hay una proporción menor, no podrás acceder a los beneficios de esta figura laboral.

El segundo aspecto a destacar es que este autónomo ha de poder contratar con otros clientes. Es decir, aunque tiene una situación de dependencia económica, no hay un régimen de exclusividad. Si algún cliente exigiese esta exclusividad, estaríamos hablando de un falso autónomo, no de un TRADE.

Por otra parte, el TRADE no puede ser propietario de ninguna empresa o establecimiento. Además, no puede tener socios, ni trabajadores ni recurrir a la subcontratación. La idea es clara, que se acoja a esta figura quien realmente lo necesite. Este es, quizás, el motivo por el que en España hay pocos TRADE.

Esta figura, en muchos casos, es temporal pero el Estatuto del Trabajo Autónomo de 2007 la contempla y no ha sido suprimida. Es importante señalar que el profesional tiene determinados derechos. Los vamos a resumir brevemente para que nos conozcas.

Los derechos de un autónomo económicamente dependiente

En primer lugar, el TRADE tiene derecho a tener la garantía de un contrato mercantil. Este hecho, por sí solo, ya ofrece una serie de coberturas en caso de que haya problemas.

El segundo aspecto importante es que el TRADE tiene derecho a vacaciones. Concretamente, podrá tener 18 días de vacaciones hábiles al año, aunque no tienen por qué ser pagadas. La idea es que puedas desconectar en un determinado momento sin que te molesten.

Los autónomos económicamente dependientes tienen más fácil acceder a las prestaciones por desempleo. Por ejemplo, un TRADE tan solo ha acreditar la ruptura del contrato mercantil. Esto reduce la burocracia y facilita recibir el subsidio.

El TRADE, a diferencia de otros profesionales, puede rescindir su contrato mercantil sin penalización. La Administración entiende que esta es una situación especial y, por lo tanto, ofrece facilidades.

Conclusión

El autónomo económicamente dependiente es una figura muy minoritaria, pero es bueno que sepas que existe. Si tienes una empresa o estás en esta situación, hay gestorías especializadas que te pueden asesorar.

En la Gestoría Fiscal Contable dispondrás de todos los medios necesarios para mantener tu contabilidad al día y realizar tus liquidaciones de impuestos. Si necesitas un partner que te haga la vida más fácil, no dudes en contactarnos.

Estamos convencidos de que te podemos ofrecer soluciones adaptadas a lo que necesitas. Te animamos a que nos contactes si necesitas los servicios de un profesional especializado.

Leave A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies