Características de la contratación temporal

Home/Laboral/Características de la contratación temporal

Características de la contratación temporal

La contratación temporal es una circunstancia habitual en España. Esto se debe a elementos estructurales nacionales, pero también globales. Nuestra economía está enfocada al turismo de masas y esto implica un alto factor de temporalidad. Por otra parte, el proceso de mundialización económica hace que la movilidad laboral sea un lugar común. En este artículo haremos un análisis genérico de esta modalidad de contratación y te diremos en qué circunstancias es útil.

Condiciones de la contratación temporal

Antes de nada, has de saber que la contratación temporal, según la legislación laboral española, sería una excepción. De hecho, si no hay un pronunciamiento expreso, se sobreentenderá que un contrato es indefinido y a jornada completa. Saber esto es importante para que no tengas problemas por un malentendido, de manera que no te tendrás que preocupar. La contratación temporal se considera un recurso cuando no hay posibilidad de contratar indefinidamente.

El contrato temporal está concebido con dos supuestos que son igualmente importantes. El primero, cuando una persona entra por vez primera en una empresa y se quiere comprobar su desempeño. Por otra parte, se puede dar el caso de un pico de demanda puntual en la empresa. En ambos casos, esta fórmula de contratación sería válida y puede solucionar problemas puntuales.

Ahora bien, hay un límite para encadenar contratos temporales. No se pueden encadenar más de 24 meses de contratos temporales en un plazo de 30. Si se excede este tiempo, el contrato pasaría a ser indefinido a todos los efectos. Se trata, pues, de que la temporalidad no se convierta en norma si no hay motivo para ello.

Hay dos figuras contractuales temporales diferentes, pero que deberías conocer. Especialmente, porque ambos contratos están concebidos para la juventud. Una de ellas es el contrato de prácticas y la segunda el de aprendizaje.

1. Contrato de Prácticas

El contrato de Prácticas está concebido para que una persona que ha finalizado sus estudios adquiera experiencia laboral. Por ese motivo, el contrato no podrá exceder los 2 años, pero tampoco ser inferior a 6 meses. Por otra parte, el trabajador no podrá tener más de 30 años y haber sacado la titulación 5 años después de ser contratado. En consecuencia, es claramente un primer paso.

2. Contrato de Aprendizaje

El contrato de Formación y Aprendizaje es un recurso de inserción social para jóvenes. La principal condición es que el contratado tenga entre 16 y 25 años. Hasta el 25 % de la jornada laboral se dedicará a formación. Por otra parte, la duración del contrato será de entre 6 meses y 3 anos.

Asesoramiento para la contratación temporal

En la mayoría de los casos, la legislación promueve la contratación indefinida. No obstante, este es un primer paso interesante para comprobar la valía de un trabajador o atender situaciones puntuales. Por este motivo, te recomendamos que consultes a una Gestoría Fiscal Contable especializada para que no tengas problemas. Nosotros podemos ayudarte, asesorando y recomendándote la figura contractual que mejor se adecue a las necesidades de tu empresa. Contacta con nosotros y te informaremos con más detalles de todas las opciones.

Leave A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies