Cómo afecta el objetivo de déficit en el pago de impuestos

Home/Sin categoría/Cómo afecta el objetivo de déficit en el pago de impuestos

Cómo afecta el objetivo de déficit en el pago de impuestos

El objetivo de déficit que marca la Comisión Europea es uno de los principales elementos a tener en cuenta a la hora de establecer la política fiscal. No podemos entender los cambios en tributos como el IRPF, IVA, Sociedades o Patrimonio sin eso. La aplicación de la austeridad presupuestaria como principio general ha influido, y mucho, en la política fiscal. En este artículo, te explicamos cómo está establecida la obligatoriedad de reducir el déficit en la Constitución. Posteriormente, haremos referencia a los tributos que se modifican.

Los objetivos de déficit en la Constitución Española y políticas de la Comisión Europea

En 2011 se pactó una reforma del artículo 135 de la Constitución priorizando el pago de la deuda pública. Esto supuso en la práctica que la capacidad de endeudamiento del Estado se redujo. Por otra parte, se indicó que todas las instituciones se tenían que atener al principio de estabilidad presupuestaria. Esta reforma constitucional fue una exigencia de las instituciones europeas. Hemos de decir que, desde entonces, el principio de todos los gobiernos ha sido cumplirla religiosamente.

Por otra parte, has de saber que la Comisión Europea establece unos objetivos máximos anuales de déficit. Si un presupuesto se excede en ellos, el país infractor puede ser sancionado. En la práctica, este es el aspecto al que más caso hacen los gobiernos nacionales porque se revisa cada año. España venía arrastrando un déficit estructural y esto es lo que ha afectado en la toma de decisiones.

Déficit autorizado y cobro de tributos

La reforma constitucional de 2011 tuvo como principal consecuencia el aumento de tributos. Ante un escenario de déficit estructural, las soluciones de los gobiernos son abaratar despidos y subir tributos. Los impuestos que se han visto afectados en mayor medida son los siguientes:

1. Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Es el principal impuesto indirecto que pagan los consumidores. Se ha pasado de pagar un 16 % de tipo general en 2010 a un 21 % en la actualidad. Por otra parte, se ha reducido en catálogo de bienes a los que se aplicaba un tipo reducido o superreducido.

2. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

El IRPF ha sido modificado varias veces. Como ejemplo práctico, diremos que en 2012 y 2013 el tipo marginal máximo llegó al 52 %, aunque hoy está en el 45 %. Las perspectivas a corto plazo es que vuelva a aumentar.

3. Impuesto sobre el Patrimonio

Aunque la doble imposición es ilegal, este impuesto ha sido reformado en innumerables ocasiones. En los últimos 7 años, se ha suprimido y reimplantado sucesivamente en función de las necesidades de financiación.

Conclusión

Cuando hay una situación complicada en las cuentas públicas, lo más probable es que pagues más impuestos. Por esta razón, te conviene estar bien asesorado para que no tengas que pagar más de lo que te corresponde en buena lid. Una asesoría profesional te puede ayudar, y mucho.

Por otra parte, Gestoría Fiscal Contable, te podemos echar una mano para ordenar tus liquidaciones de impuestos y presentarlas en tu lugar. Te animamos a que contactes con nosotros para facilitarte estas labores. Estamos a tu servicio.

Leave A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies