El contrato de arras para la compra de una vivienda es una opción que se da como compromiso de que la operación se llevará a cabo. La pregunta es, ¿me conviene si soy comprador? Este artículo desentraña estas claves y da una respuesta práctica para que lo consideres.

¿Conviene el contrato de arras para la compra?

El contrato de arras para la compra, desde la perspectiva del que quiere adquirir, es beneficioso. Si bien tienes que hacer un desembolso previo, en caso de que el vendedor se vuelva atrás te las tiene que devolver dobladas.

El problema está en que hay un compromiso por tu parte de seguir adelante. En caso de que seas tú el que desista, no recuperarías el dinero que has invertido. Por lo tanto, conviene que tengas claras dos cuestiones:

  1. Que la decisión de la compra es irreversible salvo que haya algún vicio oculto. En este caso, se podría reclamar a posteriori. Lo que conviene, de todas formas, es que la perspectiva de compra sea estable.
  2. Ten la financiación lista para que puedas comprar con todas las garantías. Esto, a la larga, te ahorrará problemas innecesarios. No hay por qué exponerse a problemas por no tener el dinero listo.

La regulación de estas arras está fijada en el artículo 1454 del Código Civil. Si tienes intención de comprar un piso, piensa que las arras te proporcionan garantías pero que también las puedes perder. El contrato de arras es, pues, un arma de doble filo.

Cómo proceder ante la compra de un piso

El contrato de arras para la compra es una garantía que te puede proporcionar seguridad. Es común que se haga y que se denomine «señal», sobre todo cuando ya hay unas negociaciones avanzadas. El momento es cuando ya hay un acuerdo y se quiere avanzar en los trámites.

La realidad nos dice que, si quieres garantías, te conviene tener esta cuestión clara. Las adquisiciones de pisos son una operación lo suficientemente importante como para que plantees este contrato. El resultado será una mayor facilidad para trabajar en el día a día. No en vano, con la información te resultará fácil tomar decisiones.

Si bien el vendedor tiene más que perder que el comprador, recuerda que, si te echas atrás, te quedarás sin el dinero. Estas arras suelen fijarse en un porcentaje del precio total, así que no son una cantidad testimonial.

Conclusión

La Gestoría Fiscal Contable te puede proporcionar un asesoramiento integral en contratos si eres particular. El objetivo es claro, que te resulten más sencillas las gestiones del día a día. Esto te servirá para marcar la diferencia, ahorrar tiempo, dinero y problemas.

Los contratos pueden resultar complicados para un lego. Este es el motivo por el que recomendamos contar con la ayuda de profesionales. El resultado, a la larga, será positivo para tus intereses.

No dudes en contactarnos para consultar tus dudas si quieres comprar un piso. Te podemos ayudar a que el proceso de los trámites documentales sea más sencillo para ti.