La diferencia entre despido improcedente y nulo

Home/Laboral/La diferencia entre despido improcedente y nulo

La diferencia entre despido improcedente y nulo

Las diferencias entre el despido improcedente y nulo son de calado. Es conveniente conocerlas para saber cuáles son las implicaciones que tiene para trabajador y empresario. Lo cierto es que las consecuencias legales cambian y mucho. Finalmente, te indicaremos por qué es conveniente contar con el servicio de asesoría laboral.

El despido improcedente y nulo: principales aspectos a tener en cuenta

El principal elemento común entre el despido improcedente y nulo es que no están ajustados a derecho. Dicho de otra manera, no concurrían las situaciones legalmente previstas para despedir al trabajador. Lo normal es que esta declaración se haga a petición de parte, aunque en el despido improcedente la empresa podría hacer un reconocimiento cuando entregase la carta de despido pagando la indemnización.

Eso sí, las consecuencias que se derivan en cada caso son diferentes. Saber qué es cada caso es recomendable porque se resolverán muchas dudas.

Despido improcedente

El despido improcedente es aquel que se ha realizado invocando cuestiones disciplinarias o por causas objetivas cuando no concurrían. Lo que suele suceder es que, en algunos casos, la empresa despide a un trabajador y este recurre ante el juzgado. La inmensa mayoría de las veces, es el juez el que determina la improcedencia, aunque también lo puede hacer la empresa.

El despido improcedente implica una indemnización, pero no la readmisión. En la práctica, se podría decir que es un despido libre penalizado. Las personas despedidas por este supuesto tendrán derecho a 33 días de salario por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades. Otro aspecto a destacar es que el trabajador despedido tienen derecho a los salarios de tramitación.

Despido nulo

El despido nulo se aprueba por vía judicial cuando se considera que ha habido una causa de discriminación. Esto sucede cuando se despide a mujeres embarazadas o si se demuestra una discriminación por género, racial o lingüística. La idea es que un despido no puede vulnerar nunca ninguno de los derechos fundamentales que se contemplan en la Constitución Española.

La principal característica del despido nulo es que implica la readmisión del trabajador. Se tienen que abonar los salarios no percibidos hasta entonces y dar de alta al trabajador en la Seguridad Social con la antigüedad correspondiente. Los casos de despido nulo son menos frecuentes, pero se dan, sobre todo en casos de embarazos y permisos de maternidad.

Conclusión

Una Gestoría Fiscal Contable ofrece un servicio integral a autónomos y PYMES en derecho laboral. Muchas veces desconocemos la normativa y esto nos puede traer problemas. Te asesoramos acerca del tipo de contratos que puedes hacer, los redactamos y te explicamos cuáles son las consecuencias. Si quieres ir sobre seguro, contar con nosotros es una buena opción.

Somos conscientes de que los autónomos y PYMES no tienen tiempo ni conocimientos. Delegar determinadas cuestiones es fundamental para minimizar los problemas. Nos encargamos de brindarte un asesoramiento legal completo para que no te tengas que preocupar.

Contáctanos si deseas disponer de más información acerca de nuestros servicios. Te ayudaremos a distinguir entre despido improcedente y nulo. Esto es importante porque ahorrarás tiempo y dinero y, a la larga, lo agradecerás.

Leave A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies