La fiscalidad en la compraventa de valores en bolsa

Home/Fiscal, Particulares/La fiscalidad en la compraventa de valores en bolsa

La fiscalidad en la compraventa de valores en bolsa

En los últimos 25 años, ha sido cada vez más habitual que las familias inviertan en valores. En este caso, no haremos referencia a los fondos de inversión o de pensiones, sino a la compra directa de títulos. Explicaremos qué fiscalidad hay que aplicar en caso de ganancia o pérdida. Diferenciaremos entre plusvalía por compraventa y la percepción de dividendos. Finalmente, te explicaremos la importancia de contar con un asesoramiento profesional para evitar sanciones por desconocimiento.

Fiscalidad de los valores

En primer lugar, es importante transmitir el siguiente elemento: solo pagarás impuestos si obtienes plusvalías. En el caso de que no obtengas ninguna ganancia, no tendrás que pagar tributos. Las ganancias se pueden conseguir de dos maneras: vendiendo por encima del precio de compra o percibiendo dividendos. En ambos casos, los tipos de gravamen a aplicar son los mismos, pero el momento de pagar el tributo varía. Conviene saber esto.

Si tienes una ganancia, tributarás por diferentes tramos desde el 19 al 23 % de la plusvalía. Si es inferior a 6.000 euros, tributa al 19 %. Entre 6.000 y 50.000, al 21 %. Finalmente, para ganancias de más de 50.000 euros, tributarás al 23 %. Has de tener en cuenta, eso sí, que solo pagarás una vez que vendas las acciones. Esto significa, a efectos prácticos, que no pagarás por el ejercicio de compra, sino por el de venta.

En el caso de los dividendos, suele retenerse la cantidad por anticipado y oscila entre el 19 y el 23 %. La entidad estará obligada a hacer constar la cantidad en un recibo. Ahora bien, salvo inversiones millonarias, es muy raro que se pague más del 19 %. Hay que tener en cuenta que la mayoría de las familias que invierten directamente en bolsa reciben un estipendio que raramente supera el 5 o 6 % del valor de cada acción.

La tendencia en los últimos años ha sido a reducir la fiscalidad de los valores. En una economía financiera y competitiva, se busca facilitar el flujo de capital. Ahora bien, el asesoramiento profesional es importante. No tienes por qué pagar más impuestos de los debidos porque las multas por no declarar son cuantiosas. Ten en cuenta este tema.

Formas de asesorarse

Para no tener problemas con la Declaración de la Renta, hay que declarar los valores. Esta consideración vale para la titularidad, pero también para las plusvalías o pérdidas. No hay que olvidar que esta va a ser la base para calcular el IRPF que corresponda. Por este motivo, es conveniente preguntar a un especialista para que no haya problemas. Por regla general, el modelo más efectivo es delegar la gestión ordinaria de estos quehaceres en un tercero. Una asesoría fiscal y contable se puede encargar de todas estas gestiones.

Un elemento suplementario a considerar es que una empresa especializada presenta el documento ante la Agencia Tributaria. En caso de cobrar o tener que pagar, también se encarga de gestionar el proceso. En Gestoría Fiscal Contable contamos con toda la infraestructura necesaria para responsabilizarnos, tanto si eres particular como empresa. Contacta con nosotros y te informaremos con detalle de todas las opciones de que dispones.

 

Leave A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies