Fiscalidad para el comercio en Internet

Home/Contable, Empresas, Financiero, Fiscal/Fiscalidad para el comercio en Internet

Fiscalidad para el comercio en Internet

El comercio por internet es una realidad que mueve en la actualidad miles de millones de euros. Por ello la fiscalidad para el comercio en Internet es importante. Eso lo sitúa como uno de los negocios más rentables a nivel global para toda clase de productos. Son muchas las empresas que en España sacan partido a este tipo de venta. En Gestoría Fiscal Contable queremos hablarte de este tipo de actividad y cuáles son las características específicas que incluye.

Fiscalidad para el comercio en Internet

Hay que decir que la fiscalidad para el comercio en internet es un tema peliaguado. En demasiadas ocasiones el entramado burocrático, informático y gubernamental en el que están involucradas las empresas hace difícil calcular una cuota fiscal para el comercio en internet.

Existen muchas ventajas que hacen que el tema de la fiscalidad para el comercio en internet sea importante. Una de ellas es el volumen de ventas. Por tratarse de un método sencillo, cómodo y que permite hacer compras desde casa, el comercio por internet tiene un éxito sin precedentes. Sin embargo, hay otra cuestión que está causando mucho impacto. Se trata de la competencia. Debido a que en demasiadas ocasiones las empresas físicas no pueden competir con grandes distribuidores, existen dificultades no sólo para poder hacer frente a esta situación sino a cómo se tributa la fiscalidad para el comercio en internet.

¿Qué medidas se proponen?

Desde la Unión Europea se están proponiendo medidas de varios tipos. Se pretende paliar la compleja situación de la fiscalidad para el comercio en internet. En concreto se quiere paliar la cuestión del origen encubierto. Por ejemplo, cuando algunas empresas tienen su sede en un país y sin embargo distribuyen desde otro para acogerse a beneficios fiscales. Hay que decir que también en cuestiones relativas a los costes de estas empresas los países de la UE y España en particular quieren tomar medidas. 

Para empezar, se debe proteger al pequeño comercio o, en general, a aquellas empresas dedicadas a la venta directa. Esto pasa por vigilar los costes que muchas empresas que operan exclusivamente por internet pueden ahorrase fiscalmente en sus respectivos países. Naturalmente, esto incluye la situación laboral de sus trabajadores. También las aduanas y en general toda la fiscalidad para el comercio en internet que no se está teniendo en cuenta.

En este sentido las medidas deben ser conjuntas entre todos los países. Sin ello es imposible evitar la injerencia de gigantes económicos. La distribución está prácticamente copada por ello en internet. Sin embargo, con acciones conjuntas puede evitarse un desajuste y un problema serio para los gobiernos. Y es que teniendo en cuenta que la fiscalidad para el comercio en internet cada vez tendrá más peso, porque se incrementará el uso de este medio digital con el tiempo, empezar a tomar medidas ahora para limitar este tipo de cuestiones es de crucial importancia.

En Gestoría Fiscal Contable podemos ayudarte con cualquier cuestión contable que te afecte. Te recordamos que existen otros artículos con temas especializados que con toda probabilidad te ayudarán.

Leave A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies