Las pensiones no contributivas: concepto y principales prestaciones

Home/Particulares/Las pensiones no contributivas: concepto y principales prestaciones

Las pensiones no contributivas: concepto y principales prestaciones

El sistema de la Seguridad Social está sostenido por las cuotas de los trabajadores, empresarios y autónomas. Ahora bien, las pensiones no son únicamente para quien ha trabajado. Las pensiones no contributivas son una realidad por razones de sostenibilidad social. Te explicamos en qué consisten y las principales prestaciones.

¿Qué son las pensiones no contributivas?

Las pensiones no contributivas son aquellas prestaciones que no están vinculadas a una cotización anterior. Esto significa que el beneficiario no tiene que haber trabajado para beneficiarse de ellas. Estas prestaciones pueden o no ser compatibles con otras.

La idea es simple, este tipo de pensión está desvinculada del factor trabajo. Lo cierto es que la normativa general es estatal, pero la mayoría de las Comunidades Autónomas ofrecen complementos. Si no has tenido suficiente tiempo para cotizar el mínimo, puedes comprobar si cumples los requisitos.

Las principales pensiones no contributivas

Una pensión no contributiva puede variar en su cuantía en función del territorio. Las exigencias genéricas son ser mayor de edad, español o residente en España desde hace más de 5 años. Hay dos grupos de pensiones de este tipo, las de invalidez y las de jubilación.

1. Invalidez

La persona que quiera cobrar la pensión de invalidez no contributiva ha de acreditar insuficiencia de ingresos. Para ello, el nivel de ingresos ha de ser inferior a 5.488 euros anuales. Si se vive con otras personas, hay que calcular unos baremos.

Esta prestación es para mayores de edad y menores de 65 años que residan en España. El grado de discapacidad que hay que exigir ha de ser igual o superior al 65 %.

2. Jubilación

Esta prestación de jubilación viene a ser la sustitutiva del antiguo Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI). El nivel de ingresos ha de ser inferior a 5.488 euros anuales. Igualmente, hay que calcular baremos si se convive con otras personas para que no haya problemas.

Esta pensión es solo para mayores de 65 años que han residido un mínimo de 10 años en España. Es bueno consultar los distintos supuestos para solicitarla.

3. Complementos

Algunas Comunidades Autónomas han optado por complementar los ingresos mínimos. Un ejemplo es el pago de alquiler de la vivienda en casos de precariedad económica. Es recomendable consultar según el caso de cada autonomía para saber qué podemos aprovechar.

Conclusión

Las pensiones no contributivas son una opción para aquellos que no han cotizado el tiempo mínimo. Por diversas razones, es posible que te encuentres ante este tipo de situación. Si es así, es bueno conocer cuáles son las opciones que tienes.

En la Gestoría Fiscal Contable realizamos una labor de asesoramiento para particulares y empresas. Trabajamos en ámbitos como el derecho laboral, fiscal o contable. Conocemos la legislación de nuestro territorio y te podemos asesorar con respecto a las opciones que tienes disponibles en cuanto a pensiones.

Te animamos a que nos consultes cualquier duda que se te presente. Estamos a tu disposición para hacerte la vida más fácil. Esta es la manera de solucionar aquellas situaciones para las que te falte un conocimiento detallado.

Leave A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies