Fiscalidad: régimen común y territorios forales

Home/Fiscal/Fiscalidad: régimen común y territorios forales

Fiscalidad: régimen común y territorios forales

España es un Estado resultante de la asimilación de antiguos reinos, condados y territorios forales. Aunque, en líneas generales, la fiscalidad está gestionada por la Agencia Tributaria, hay variaciones en función del territorio. Además, no hay que olvidar que algunas Comunidades Autónomas han creado su propia Agencia Tributaria. En el artículo hablaremos de los dos principales regímenes fiscales y de los aspectos a tener en cuenta. Finalmente, te sugeriremos una forma de presentar tus declaraciones y liquidaciones de impuestos sin problemas.

Régimen Fiscal Común

Este es el régimen que hay por defecto en todas las Comunidades y Ciudades Autónomas. En este caso, la Agencia Tributaria, como organismo estatal, recauda los impuestos y, posteriormente, cede un porcentaje de los mismos a la Comunidad. A efectos prácticos, esto supone, por ejemplo, que la Declaración de la Renta y las liquidaciones del IRPF, IVA e Impuesto de Sociedades se realizan ante la Agencia Tributaria. Esto no significa que el 100 % vaya para el Estado, pero sí es este ente quien recauda. Tanto si es para personas físicas como si es para empresas, habrá que tenerlo en cuenta.

No obstante, hay que decir que algunos territorios disponen de Agencias Tributarias propias. Este es el caso de Catalunya, cuya Agencia Tributaria recauda el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos, la Tasa del Juego o el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Actúan, pues, en los tributos cedidos al 100 % o de creación propia.

Régimen Fiscal Foral

Este tipo de fiscalidad solo rige en las provincias vascas y en Navarra. La particularidad estriba en que son los organismos tributarios de cada provincia los que recaudan los impuestos. Por lo tanto, a la hora de realizar declaraciones o liquidaciones, hay que ir directamente al organismo dependiente de la Hacienda Foral. También hay que indicar que determinados tipos de gravamen pueden cambiar con más facilidad que en el resto del Estado. Ahora bien, un gestor conoce esta información y te puede prevenir a la hora de presentar una liquidación.

En consecuencia, si la empresa está domiciliada en alguna de estas provincias, es necesario conocer los detalles de la legislación. No hay que olvidar, además, que los tipos de gravamen cambian de una provincia a otra, aun en la misma Comunidad. Por ejemplo, en Bizkaia puede haber un tipo impositivo del Impuesto de Sociedades diferente del de Álava.

Pautas genéricas de fiscalidad para no tener problemas

A la hora de realizar los trámites fiscales, lo mejor es contar con el concurso de un asesor especializado. Esto es importante porque, en ocasiones, puedes tener problemas y sanciones por desconocimiento de la legislación. En nuestra Gestoría Fiscal Contable contamos con todo lo necesario para presentar tus declaraciones y liquidaciones. A largo plazo, notarás la diferencia y trabajarás con una seguridad jurídica que es de agradecer. Con un sistema de fiscalidad tan complejo y diverso como el español, lo mejor es que un especialista haga ese trabajo.

Contacta con nosotros y te daremos más información acerca de las posibilidades que ofrecemos a nuestros clientes.

10/7/2018|Fiscal|0 Comments

Leave A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies