El contrato de trabajador en prácticas: principales características

Home/Autónomos/El contrato de trabajador en prácticas: principales características

El contrato de trabajador en prácticas: principales características

El contrato de trabajador en prácticas es una alternativa formativa para trabajadores y una opción interesante para las empresas. La formación de talento desde el primer momento es un valor importante porque nos aseguramos de conseguir empleados que trabajarán tal y como deseamos. Te indicaremos cuáles son las principales características de este tipo de contrato.

Las condiciones del contrato de trabajador en prácticas

El contrato de trabajador en prácticas tiene una finalidad eminentemente formativa. No en vano, el objetivo final es que un estudiante recién graduado sepa cómo tiene que desempeñar su trabajo. Por lo tanto, hay una serie de limitaciones y normas que se tienen que cumplir. Te damos más detalles de los distintos elementos que hay que considerar:

Limitación de tiempo

En primer lugar, hay una limitación de tiempo. Un contrato en prácticas obliga a que el estudiante no haya tenido un trabajo anterior y haya obtenido el título, como muy tarde, 5 años antes. Por otra parte, la duración de un contrato no podrá ser inferior a 6 meses ni superior a 2 años. 

Salario

Por otra parte, el contrato de prácticas tiene un mínimo salarial. En concreto, este mínimo está fijado en el 60-75 %, según Convenio, de lo que se establece como retribución media. Como principio general, esta es una posibilidad de la empresa de tener acceso a talento más económico. En cualquier caso, hay que recordar que, cuando termine el periodo de prácticas, hay que pagar lo que corresponda según el Convenio.

Documentación

La empresa tiene la obligación de expedir un certificado al trabajador cuando finalice el contrato. Este documento tiene que incluir el tiempo de trabajo y las funciones que se desempeñaron durante ese periodo. Este es uno de los derechos que tienen los trabajadores cuando marchan de la empresa.

Bonificaciones

Una de las principales ventajas de las empresas es que reciben bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social. La compañía que contrate a un trabajador en prácticas tendrá una bonificación de 500 a 700 euros al año en las cuotas empresariales durante tres años. En consecuencia, esta es una opción interesante para autónomos y PYMES.

Antigüedad

Finalmente, hay que señalar que la duración del contrato de prácticas computa a efectos de antigüedad en una compañía. Aunque la empresa no está obligada a renovar un contrato, si lo hace ha de computar esa antigüedad.

Conclusión

La realidad del trabajo en prácticas es que supone una buena opción para empresas que quieren reducir costes. Ahora bien, si estás interesado en esta figura legal, sí que te recomendamos que conozcas bien las condiciones.

Una Gestoría Fiscal Contable te puede ayudar a elegir con criterio la modalidad que te interesa. Estamos especializados en derecho laboral, de manera que nos encargaremos de asesorarte y redactar los contratos para que estén ajustados a derecho. La realidad, a largo plazo, es que te resultará más sencillo tomar decisiones conscientes.

Recuerda que siempre puedes contactarnos para conocer mejor todas las opciones que te ofrecemos. Estamos seguros de que te podemos ayudar y aconsejar, seas autónomo o PYME.

Leave A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies