Cómo vender en la Unión Europea

Home/Contable/Cómo vender en la Unión Europea

Cómo vender en la Unión Europea

Las empresas que quieren operar en la Unión Europea fuera de su país de origen tienen que realizar una serie de trámites. En España, el NIF solo es válido para realizar operaciones dentro del territorio nacional.

El Registro de Operadores Intracomunitarios

El Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI) es un listado que tiene el Gobierno de España para controlar, a nivel fiscal, las operaciones en territorio comunitario. Una empresa que no esté dada de alta no puede, por ejemplo, vender productos fuera de España porque no podrá facturar. La factura intracomunitaria tiene una peculiaridad, y es que está exenta de IVA. Esto se debe a que los tipos impositivos de este tributo varían en función del Estado. Por ejemplo, el tipo general del IVA en España es del 21 %, pero en Portugal es del 23 %; además, has de tener en cuenta las exenciones que se aplican.

Ahora bien, que la factura no esté exenta de IVA no impide que haya que abonar este impuesto. Lo que sucede es que, al acabar el trimestre, se tendrá que incluir la cantidad correspondiente a estas facturas en la liquidación del IVA. Por lo tanto, se trata, simplemente, de una forma de evitar la doble imposición y trámites engorrosos. Para poder ser operador intracomunitario, la Administración exige poder demostrar que se tienen pedidos en algún país de la Unión. Si bien hasta la fecha era un trámite sencillo, hoy se ha intensificado el control por parte de los inspectores. Por este motivo, y si realmente no lo necesitas, te recomendamos que no pierdas el tiempo en solicitarlo.

El NIF-IVA para vender en la Unión Europea

Una vez que estés dado de alta en el ROI, se te asignará el NIF-IVA, que es el código con el que tendrás que facturar a empresas de la Unión Europea. En el caso de España, consiste en añadir las letras “ES” a los dígitos del NIF o el CIF. Este número es imprescindible y lo tendrás que incluir en las facturas en el lugar del NIF. De esta forma, ambos países podrán registrar con seguridad la transacción. Es muy importante recordar, en cualquier caso, que, si no vas a vender fuera de la Unión Europea, no lo vas a necesitar. Por otra parte, y si necesitas comerciar con otras compañías, puedes consultar si están dadas de alta en el censo VIES; esta información es pública. También es importante señalar que, en caso de empresas de fuera de la zona euro, se impondrá otro sistema.

Nuestro consejo es que, cuando te plantees comerciar en la Unión Europea, consultes a una asesoría empresarial. Es mucho el tiempo que puedes ahorrar en trámites si sabes lo que tienes que hacer, cumplimentando los formularios que correspondan. Por desgracia, muchos pequeños negocios y autónomos se ven obligados a pagar sanciones por desconocimiento porque emiten facturas sin haber realizado el trámite. Una asesoría fiscal para empresas está especializada en enviar documentación y te puede decir los plazos y lo que necesitas. De esta forma, ahorrarás tiempo y, en última instancia, dinero.

Leave A Comment

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies